Alerta en EE.UU: Ahmad Khan Rahami es identificado en como sospechoso por la explosión en Nueva York

Al margen de la explosión ocurrida este sábado en Manhattan, en el barrio de Chelsea, las autoridades estadounidenses han comenzado su búsqueda del (los) responsables de dicha explosión que ha dejado un saldo de 29 heridos, y ya tienen un sospechoso

Las autoridades estadounidenses buscan a Ahmad Khan Rahami, que podría estar relacionado con las bombas colocadas este fin de semana en Nueva York.

El hombre, de 28 años, es un estadounidense naturalizado, nacido en Afganistán y que reside o residió en la ciudad de Elizabeth, en el estado de Nueva Jersey. Allí estalló esta madrugada otro artefacto cuando iba a ser desactivado por un robot de la policía.

La alerta también ha sido distribuida por la red de teléfonos móviles de Nueva York. El sujeto buscado “puede estar armado y es peligroso”, indica el aviso delFBI.

El FBI ha confirmado que el sospechoso podría estar relacionado con la explosión que causó 29 heridos el pasado sábado por la noche, en el barrio neoyorquino de Chelsea.

Aunque oficialmente no se ha precisado si Khan Rahami estaría vinculado o no con el artefacto que estalló en las últimas horas en la estación de trenes de Elizabeth.

La policía detuvo el domingo por la noche a cinco personas por su presunta relación familiar con el sospechoso.

Según el diario Washington Post, registros de la corte muestran que Rahami tiene lazos familiares en Afganistán.

Pese a la discreción y meticulosidad de las autoridades al establecer vínculos de dicha explosión con actos de terrorismo internacional, dicha hipótesis ha recobrado fuerzas al tener ha dicho individuo como sospechoso. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, admitió que “muy bien puede resultar que había una conexión extranjera para este incidente”.

Horas después en la localidad de Seaside Park, también en el Estado de Nueva Jersey, estalló otro artefacto que no causó víctimas ni daños materiales graves.

También el sábado por la noche, un hombre apuñaló a nueve personas en un centro comercial en Minesota, sin que por el momento se haya establecido algún vínculo entre estos incidentes. La agencia de noticias Amaq, vinculada al Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asumido la autoría del apuñalamiento al asegurar que fue cometido por uno de “sus soldados”.

Aunque oficialmente no se ha detectado aún vinculación directa entre las explosiones de Nueva York y las de Nueva Jersey, pese  a que el Departamento de Seguridad Interna asegura que las bombas caseras de Nueva York y de Nueva Jersey están vinculadas,  esta última ha disparado la alerta de posibles ataques terroristas y de un posible plan coordinado. Las autoridades permanecen alerta y en búsqueda del o de los responsables de dichos actos