Cataluña: Declaraciones del Rey Felipe VI tensan los hilos entre Madrid y Barcelona

Hemos sido testigos de lo ocurrido el pasado domingo 1 de octubre en Cataluña. Los partidos independentistas encabezados por la Generalitat, expresaron su voz a través del voto sobre la independencia y la transición a un Estado soberano. Las intervenciones de la policía incautando material electoral y disipando a los electores, estuvieron a la orden del día.

Pero la escalada de tensión continúa. Precisamente, Felipe VI, Rey de España, habló este martes a los ciudadanos, en un breve discurso transmitido por la televisión, donde explicó que la vida democrática española pasa por «momentos muy graves», y acusó al Gobierno regional catalán de querer fracturar la sociedad de Cataluña.

El Rey de España habló en una Cataluña en estado de confrontación. Felipe VI dijo que las autoridades catalanas han fallado en el cumplimiento de la Constitución de forma deliberada. Un incumplimiento que se traduce también, para Felipe VI, en una violación del Estatuto de Autonomía de Cataluña.

El discurso del Rey Felipe VI después del referendo de Cataluña en sus primeras páginas exponen y aumentan el sismo político que atraviesa España.

«Deslealtad inadmisible» del gobierno catalán, ha sido el calificativo del monarca, mientras urgía a la restauración de la constitucionalidad superada por el referéndum. Sin embargo, no hizo alusión a los cerca de 900 heridos en la represión del referéndum.

Felipe VI concluyó el discurso insistiendo en el firme compromiso con la Corona, con la Constitución y con la Democracia e insistió en el entendimiento y unidad de todos los españoles. Sobre la actuación de las fuerzas políticas en Cataluña el día del referéndum, muy criticadas por el Gobierno regional ni una palabra de parte del Rey de España.

Por su parte, el presidente de la región autónoma, Carles Puigdemont, quien refrendó la independencia bajo fuerte presencia y actuación de la policía nacional ignora ahora tanto a Moncloa como a Zarzuela, extremando así su posición. A la BBC, dijo que la independencia política de España será declarada este lunes.

Mientras tanto, el parlamento europeo en Estrasburgo debatió este miércoles la situación en Cataluña a la luz de los acontecimientos violentos que marcaron el referéndum del fin de semana pasado. El primer vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, apeló al diálogo entre Madrid y Cataluña como la única forma de superar el impase.

Los eurodiputados españoles, que no participaron en el debate, mostraron diferencias en cuanto al papel de la unión europea en la crisis catalana. Muchos apelan a la nacionalidad española por encima de cualquier corte político, o social.

Fuera del hemiciclo, todo apunta para que independientemente del color político, el camino por delante es el diálogo y no la ruptura.

En virtud del artículo 155 de la Constitución española, el gobierno de Madrid puede imponer una gobernanza directa sobre regiones autónomas.

Sin embargo, con la Candidatura de Unidad Nacional, pro independentista, a preponderar en la fuerza parlamentaria regional, Puigdemont sigue la vía política de capitalizar el foso que la táctica violenta de Mariano Rajoy acentuó y que el discurso del Rey no apaciguó. Mientras tanto el panorama internacional sigue en vilo respecto a lo que sucederá en la península ibérica en las próximas horas.

Tweets por ‎@jcpinedap

Maestria Derecho Maritimo

Maestria Relaciones Internacionales

Contacto

Etiquetas