Claves de las elecciones en el Reino Unido

Las elecciones generales en el Reino Unido se celebrarán el 8 de junio. Habrá más de 3.000 candidatos que se disputarán los 650 escaños de las Cámaras del Parlamento.

Cada candidato debe presentar su formulario de nominación firmado, previo pago de un depósito de 500 libras (unos 575 euros) y residir en el Reino Unido, así como ser un ciudadano del Reino Unido, de un Territorio Británico de Ultramar

¿Cómo funciona la votación?

En las elecciones generales británicas solo gana un diputado en cada una de las 650 circunscripciones electorales en las que se divide el país. Los diputados no solo representan a su partido, sino también a su circunscripción. Los candidatos tienden a excluir de sus mítines las referencias a los líderes e, incluso, a los propios partidos. Los electores sólo pueden votar por el diputado de su circunscripción, no por quién quieren que sea el primer ministro.

Cada distrito envía un diputado a la Cámara de los Comunes. Por lo general, el partido con el mayor número de escaños gana. Si ningún partido obtiene la mayoría absoluta, se produce lo que se conoce como un ‘hung parlamient’. Entonces el partido más grande puede formar un gobierno minoritario o una coalición con dos o más partidos.

Partidos políticos

Los dos grupos principales son los tories (conservadores) y el Partido Laborista ( socialistas).

La tercera fuerza política es el partido nacionalista escocés (SNP) que ganó 56 de los 59 escaños que otorgaba Escocia. También están los liberal demócratas y el Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte, el independentista UKIP y rl partido de Los Verdes

El Partido Laborista  está liderado por Jeremy Corbyn. Su agenda socialista contempla: elevar el salario mínimo a diez libras por hora; crear un banco de inversión de 500 mil millones para incentivar la economía después de ‘brexit’; y la promesa de un voto significativo sobre el acuerdo final de brexit.

Su política exterior se compromete a reconocer “de inmediato” el estado palestino, suspender las ventas de armas a Arabia Saudí, cumplir con el objetivo del 2 por ciento de la OTAN y la promesa de renovar el programa nuclear Trident.

Los centristas (Partido Liberal Democrático) a cuya cabeza se encuetra Tim Farron es el único partido que promete un segundo referéndum sobre el brexit. También promete: reestablecer los 7 mil millones de libras de recortes, impuesto por los conservadores, a las escuelas; inyectar mil millones de libras en los servicios de Salud Metal; legalizar plenamente el cannabis; y añadir un penique al impuesto sobre la renta para recaudar 6 mil millones de libras que impulsen la Seguridad Social. En transporte, se construirán los enlaces ferroviarios HS2, HS3 y Crossrail 2. En su política europea, cualquier acuerdo en el brexit debe incluir la libre circulación de personas y la pertenencia al mercado único.

Dirigido por Theresa May, el Partido de los Conservadores promete abordar el déficit en 2025 y reducir el impuesto de sociedades al 17%. En cuanto al brexit, su mantra es: ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo. Una Gran Ley de Derogación transferirá la legislación de la UE a la legislación del Reino Unido y se garantizarán los derechos de los trabajadores , que a su vez permanecen protegidos por la legislación de la UE. Su política exterior incluye el compromiso de renovar el programa nuclear Trident y el objetivo del gasto en defensa del 2 % de la OTAN. El gasto en Sanidad aumentará en 8 mil millones de libras para 2022.

Los verdes son la única fuerza con dos personas al frente. Co-dirigida por Caroline Lucas y Jonathan Bartley, apuestan por implantar un salario básico universal, y la nacionalización de la banca y el sector ferroviario. Proponen aumentar el salario mínimo a diez libras por hora, y crear un millón trabajos reduciendo la semana laboral a cuatro días. En su propuesta de ‘cero basura’, se contempla que los usuarios cobren cada vez que reciclan.

UKIP centrará su foco en la identidad cultural del país. Propone la inmigración cero dentro de los próximos cinco años y la prohibición de contratar del exterior mano de obra de baja cualificación. Las empresas deberán justificar las contataciones de extranjeros. Y en cuanto al brexit, se oponen a una negociación del Artículo 50. En su lugar, abogan por derograr la Ley de 1972 sobre las Comunidades Europeas. En su agenda de integración, insisten en prohibir el velo facial femenino en público.

Los nacionalistas escoceses acuden con la promesa de luchar por un segundo referéndum sobre la independencia de Escocia, y la exigencia de sentar a un esconcés en la mesa de negociaciones del brexit. Escocia mantiene que celebrará otro referéndum al concluir el brexit y que quiere seguir permaneciendo dentro del mercado único de la UE. En materia fiscal, propone un aumento del impuesto sobre la renta de 45p a 50p.

Fuente: Euro News

Tweets por ‎@jcpinedap

Maestria Derecho Maritimo

Maestria Relaciones Internacionales

Contacto

Etiquetas