Dimite el jefe de Estado Mayor de los ejércitos de Francia tras su enfrentamiento con Macron

El general Pierre de Villiers, jefe de Estado Mayor de los ejércitos, ha presentado su dimisión en unos términos que confirman una crisis excepcional entre el presidente Emmanuel Macron y los más altos cargos militares de la defensa nacional, primera «víctima» de 850 millones de euros de recortes presupuestarios.

Un día antes de su encuentro anunciado con el jefe del Estado, en el Elíseo, el general de Villiers ha hecho pública su dimisión en unos términos que son un desafío de gran calado para la credibilidad personal del presidente Macron, afirmando: «Considero que no estoy en situación de asegurar la perennidad del modelo de ejército en el que yo creo, para poder garantizar la protección de Francia y los franceses, hoy y mañana, sosteniendo las ambiciones de nuestro país».

Se trata de un «misil de crucero» verbal dirigido contra el palacio del Elíseo, residencia oficial del jefe del Estado.

Gérald Darmanin, ministro del presupuesto, «abrió el fuego» el día 11 de este mismo de julio, anunciando en el diario «Le Parisien» que, entre otros recortes, el ministerio de la Defensa debería recortar sus gastos generales en 850 millones de euros.

El anuncio cayó como una bomba política. El general de Villiers se apresuró a responder con un artículo publicado en «Le Figaro» afirmando que esos recortes eran / son «insostenibles». Se trataba de un desafío frontal a la autoridad del jefe del Estado.

En vísperas del gran desfile militar del 14 de julio, fiesta nacional, en presencia de Donald Trump, el presidente Macron respondió al general de Villiers en unos términos igualmente expeditivos: «Yo tengo el mando supremo de los ejércitos. Me parece indigno plantear en público ciertos debates. No necesito consejos ni advertencias».

En privado, «Le Monde» y «Le Figaro» afirman que el general de Villiers llegó a decir: «No dejaré que me follen de esa manera».

Advertido, o no, de las «reservas» del jefe de Estado Mayor de los ejércitos, Macron convocó al general de Villiers el viernes día veintiuno, pasado mañana. De Villiers ha preferido dimitir estrepitosamente, dos días antes. Afirmando que los recortes anunciados por el gobierno de Macron «no permiten» asegurar el modelo de seguridad, y ejércitos donde se fundaba, hasta ahora, la defensa nacional. Se trata de un choque frontal con el jefe del Estado, abriendo una crisis sin precedentes, en varias décadas.

Fuente: ABC

Tweets por ‎@jcpinedap

Maestria Derecho Maritimo

Maestria Relaciones Internacionales

Contacto

Etiquetas