El Concorde, a 50 años de su vuelo inaugural

El avión supersónico era el favorito de los ricos y elegantes. Cincuenta años después de su primer vuelo, el Concorde sigue siendo un mito, a pesar de que el avión supersónico ha estado fuera de servicio durante años.

Esbelto y elegante
El elegante avión con las alas delta y su característica “nariz” acercó un poco el futuro al presente, con una velocidad de crucero de más de 2.000 kilómetros por hora..

Todo menos ecológico
Fue un mito, pero un fracaso económico. Demasiado caro, demasiado ruidoso y con un inmenso consumo de queroseno. El Concorde consumía más de 25.600 litros por hora, para un máximo de 128 pasajeros. Originalmente, se tenían que construir 1.370 de estos aviones supersónicos; al final solo fueron 20.

Tres horas y media hora de París a Nueva York
El vuelo inaugural del prototipo del Concorde, el 2 de marzo de 1969, solo duró 29 minutos. André Turcat fue el primer piloto francés (foto). Ocho años después, Air France y British Airways adoptaron el servicio regular a Nueva York. El tiempo de viaje fue de aproximadamente la mitad del tiempo que en los aviones normales.

Botones e interruptores en abundancia
La escena de uno de los capítulos más fascinantes de la historia de la aviación: la cabina de un verdadero Concorde se verá en el Museo Intrepid Sea-Air-Space de Nueva York.

La NASA construye su regreso
Hace 50 años tuvo lugar el primer vuelo del avión supersónico Concorde. 15 años después del último vuelo de esa nave, la NASA encargó a la fábrica de armamento Lockheed Martin el diseño y la construcción del X-Plane. De nuevo, este debe transportar pasajeros a velocidad supersónica.