Francia: Valls votará por Macron en la primera vuelta de las presidenciales

Estamos a pocas semanas de las elecciones presidenciales francesas, tema que ha entrado el foco de atención en los últimos meses, debido al barómetro que éste representa con respecto al avance del populismo en Europa.

De momento, el Efecto “Le Pen” aumenta la indecisión y la incertidumbre en el Partido Socialista francés, quien se ve ahora profundamente debilitado, tras un pésimo avalúo de la gestión del actual presidente, François Hollande. La última gran polémica respecto al declive del partido ha sido protagonizada por el ex primer ministro Manuel Valls, quien anunció que va a votar por Emmanuel Macron en abril, en la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

El ex primer ministro, justifica la decisión de alinearse con Macron, candidato de la formación ¡En Marcha!, alegando que no va a querer poner en peligro a la República de cara a los altos resultados de la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, a quien las encuestas le prometen una clasificación a la segunda ronda.

La reacción fue inmediata, Macron consciente de que el apoyo Valls puede llegar a ser una molestia para reforzar los rumores de que él, es el caballo de Troya de François Hollande, ha declarado en primer lugar estar muy agradecido por el apoyo ofrecido de parte del e primer ministro. Macron afirma, que este acto, demuestra que los socialdemócratas y las personas de la izquierda responsables están dispuestos a apoyar su proyecto, una ideología que a su juicio traerá progreso y estabilidad a la República francesa.

Pocas horas después de la declaración Valls, la reacción del candidato socialista traicionado, Benoît Hamon, fue la indignación:

A juicio de Hamon, los instigadores, portavoces y mentores teóricos de decisiones que tanto daño hicieron a la izquierda en cuestiones de pérdida de la nacionalidad o el derecho laboral, encuentran o se encontrarán a partir de ahora en su lugar con Emmanuel Macron

Benoît Hamon lanzó un llamamiento solemne a la Secretaría General del Partido Comunista Francés, Pierre Laurent, y el candidato de izquierda Jean-Luc Mélenchon, para integrar a partir de ahora sus filas creando así una coalición de partidos, que podría intentar rescatar a una izquierda francesa fuertemente debilitada.

Los comentarios están cerrados.