Lavrov: Rusia no ve pruebas de las afirmaciones de EE.UU. sobre el uso de armas químicas por Siria

Este miércoles 12 de abril, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, se ha reunido con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en el marco de su primera visita oficial a Moscú, que se celebra días después del ataque estadounidense contra la base aérea siria de Shayrat. El tema principal del encuentro ha sido la situación en Siria.

Según el ministro de Exteriores ruso, las negociaciones han sido productivas y sinceras, pese a los intentos de socavar los intentos mutuos de Rusia y EE.UU. “La historia ha demostrado que cuando Moscú y Washington cooperan no solo ganan nuestros pueblos, sino todo el mundo”, ha señalado Lavrov. Por su parte, Tillerson ha lamentado que las relaciones bilaterales y la confianza entre las dos potencias nucleares se encuentren en un nivel “muy bajo”.

Siria

El tema principal de la reunión ha sido la situación en Siria; entre otras cuestiones, los altos diplomáticos han abordado el incidente con armas químicas en la provincia de Idlib y el ataque estadounidense contra la base aérea siria de Shayrat. El jefe de la diplomacia rusa ha sintetizado que “no tratamos de proteger a nadie, insistimos en llevar a cabo una investigación imparcial”.

La parte rusa ha mencionado la carta que el Gobierno sirio dirigió a la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas pidiendo enviar un grupo de observadores a Siria para que lleven a cabo una investigación imparcial en ambos lugares. “Vemos que nuestros colegas estadounidenses están dispuestos a apoyar esa investigación y esperamos que la OPAQ recurra a sus competencias de manera inmediata”, ha agregado.

El canciller también ha aseverado que durante la reunión que Vladímir Putin ha mantenido con Tillerson y el propio Lavrov, el presidente ruso ha anunciado que Moscú está dispuesto a volver al memorándum para evitar incidentes en Siria si EE.UU. reitera su compromiso en la lucha contra el terrorismo.

El futuro de Assad

De acuerdo con la posición estadounidense expresada por Rex Tillerson, el Gobierno de Al Assad está llegando a su fin y eso se debe a su propio comportamiento. “Creemos que es muy importante que la dimisión de Al Assad ocurra de manera estructurada y organizada para que todas las comunidades sirias estén presentes en la mesa de negociaciones”, ha aseverado.

Por su parte, Lavrov ha asegurado que Rusia no apuesta por una persona concreta en Siria. Según el ministro, son los sirios los que deberían ponerse de acuerdo sobre su futuro.

Los dos cancilleres también han abordado, entre otras cuestiones, la crisis ucraniana y la ciberseguridad, así como el programa de armamento de Corea del Norte, coincidiendo en que Rusia y EE.UU. abogan por la desnuclearización de la Península coreana.

Fuente: RT

Los comentarios están cerrados.