Londres: Homenaje a las víctimas de Westminster

La semana pasada, el mundo horrorizado y escandalizado seguía los hechos terroristas que ocurrían en el puente de Westminster, a las puertas del Parlamento Británico en Londres. Como lo comentábamos en esa oportunidad, el terrorismo es y será un acto siempre condenable. El intentar implantar una ideología o pensamiento radical y profundamente extremista, mediante el terror y la presión mediatica es una acción totalmente despreciable.

En esta oportunidad, centenares de personas se reunieron en el puente de Westminster en Londres, en un acto de conmemoración a las víctimas del ataque de la semana pasada, que se cobró la vida a cuatro personas, y dejó decenas de heridos.

De una cincuentena de personas que resultaron heridas en el ataque, 12 permanecen hospitalizadas.

Se observó un minuto de silencio a las 14:40, hora local, siendo ésta la misma hora, en que el atacante mató a tres personas con un coche todoterreno en el puente que conduce al Big Ben, antes de matar con un cuchillo a un policía frente al Parlamento. Como lo subrayábamos en esa oportunidad, el simbolismo de atacar a plena luz del día, en un punto donde miles y miles de personas caminan a diario, en un ambiente de libertad y de celebración a los valores democráticos y de pluralidad, es realmente preocupante.

En el conmovedor encuentro, decenas de musulmanes se unieron al homenaje, algunos con pancartas que decían “El Islam dice no al terrorismo” o “El Islam significa paz.”

Dos de las 12 personas detenidas en la investigación sobre el ataque permanecen bajo custodia policial. La policía cree que el autor del ataque, Adrian Russell Ajao, actuó solo.

Los comentarios están cerrados.