Trump prepara la salida de Estados Unidos de los Acuerdos climáticos

El tema ecológico, ha marcado la agenda a lo largo de esta semana.

Durante la reunión de los socios de la OTAN y la posterior Cumbre del G7 en Italia, en el marco de la primera gira presidencial de Donald Trump, el primer mandatario estadounidense fue cortante y contundente al dejar el tema ambiental, de trascendental importancia mundial, en un segundo plano, e incluso no expresó en su momento una opinión oficial, negándose en su momento a negociar al respecto, lo que dejó un vacío y un desconcierto en sus socios transatlánticos.  En esa oportunidad, Trump se centraba en el gasto militar y específicamente en el aumento del importe económico a la Organización, por parte de los socios europeos.

Sin embargo, como era de esperarse, Trump ha desatado una nueva ola de polémicas respecto al tema medioambiental, tras conocerse de la mano de medios allegados a la Casa Blanca, la presunta retirada de Estados Unidos de los Acuerdos sobre el cambio climático, alcanzados en París en diciembre de 2015.

China, Canadá, India y la Unión Europea responden a Washington al afirmar que permanecerán en los Acuerdos negociados y pactados en París en 2015.

El presidente Donald Trump en la tarde de este miércoles, afirmaba que se pronunciará sobre el tema en los próximos días, cuando fuentes cercanas a la Casa Blanca dan por cierto una retirada del Acuerdo Internacional que reúne a más de 200 países.

Washington considera las modalidades de la anulación de la firma, con negociaciones en los próximos tres años, o a través de una suspensión inmediata. Trump, quién consideró el calentamiento global como una «farsa», había prometido anular la firma del acuerdo durante la campaña para las presidenciales, según él, para promover el petróleo y el carbón norteamericano.

El texto, firmado hace dos años, prevé una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero con el objetivo de limitar la subida de las temperaturas del planeta.

La marcha atrás de uno de los mayores contaminadores del mundo, después de China, anula igualmente el compromiso de la anterior administración Obama de reducir las emisiones contaminantes de Estados Unidos hasta el 28% para 2025.

Las reacciones no se hicieron esperar, en los Estados Unidos y en el extranjero. El presidente de la Cámara de Nueva York, Bill De Blasio, calificó la decisión como «horriblemente destructora para el planeta»

El Comisario Europeo de Acción Climática reafirmó el compromiso de la UE con el acuerdo de París, quienes recordemos son paradigma y pioneros respecto a la jurisdicción y aplicación de las políticas medioambientales

La ONU «respondió» a Trump con citas del discurso de Antonio Guterres, actual secretario general, recordando que, «el calentamiento global es innegable e imparable»

La decisión en caso de confirmarse, no toma por sorpresa a los socios europeos, ya que Angela Merkel, Canciller alemana, afirmaba en una rueda de prensa ofrecida esta semana, que la UE y los europeos, ya no pueden confiar plenamente en todos sus antiguos socios, haciendo alusión a Estados Unidos, luego de un turbulento primer encuentro, lo que pondría en jaque a uno de los bloques geopolíticos más estables de los últimos 70 años, derivando así en un desorden mundial geopolítico, como ha sido calificado por diversos medios, intelectuales y académicos mundiales.

Tweets por ‎@jcpinedap

Maestria Derecho Maritimo

Maestria Relaciones Internacionales

Contacto

Etiquetas