Yemen en alerta por epidemia de cólera

Yemen es escenario de una de las mayores epidemias de cólera de la era modera, según la ONG Save The Children. Más de un millón de niños menores de cinco años sufren de malnutrición, de los cuales una buena parte vive en áreas con niveles elevados de infección. Save The Children dirige 14 centros de tratamiento contra el cólera y más de 90 unidades de rehidratación en Yemen.

Caroline Anning, consejera senior de la ONG, explica que ños niños están acorralados en una tragedia inimaginable, ya que están bajo ataque de todos lados. Están severamente malnutridos. Hay niños demasiado débiles para aguantar de pie o ir a la escuela y que están muriendo de hambre. Y la epidemia de cólera también está reclamando las vidas de centenares de niños y de sus familiares.

Tres agencias de las Naciones Unidas afirman que el 80 por ciento de los niños necesitan ayuda humanitaria inmediata, en un país desde hace dos años en guerra civil.

Anning afirma: que las fuerzas que combaten sobre el terreno tienen una parte de la responsabilidad, porque dificultan la asistencia humanitaria, así como los ataques aéreos de la coalición liderada por los sauditas, que dañaron estaciones de depuración y hospitales y extendieron esta epidemia.

Un responsable del Programa de Desarrollo de la ONU acusó este martes a la coalición dirigida por Arabia Saudita de impedir la entrega de combustible a los aviones de las Naciones Unidas que llevan ayuda a la capital yemení, Saná, controlada por los rebeldes.

Las raíces del conflicto en Yemen se remontan al año 2012, momento en el que fracasó el proceso de transición política y, el entonces presidente, Ali Abdalá Saleh, tuvo que entregar el poder a su vicepresidente, Hadi. Pero Hadi no logró hacerse con la lealtad de todos los líderes militares y la coalición árabe, encabezada por Arabia Saudí, intervino.

El conflicto ha causado la muerte, se estima, de más de 10 mil civiles y ha desplazado a millones de personas.

Los hutíes y aliados se unen en áreas reservadas de la coalición de gobierno con Arabia Saudita, con el apoyo de los Estados Unidos de América, y a favor del gobierno reconocido internacionalmente.

La coalición empezó los ataques contra los hutíes y aliados en marzo de 2015, en un intento de defenderse de los rebeldes quienes controlan Saná, la capital.

Los hutíes todavía mantienen el control de Sana y gran parte del norte de Yemen, con el conflicto en punto muerto.

Sin embargo, en situaciones como éstas, donde se ha acusado el entorpecimiento del accionar humanitario de las Naciones Unidas y ONGs, se debe velar y recurrir al cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario paralelamente de los Derechos Humanos.

Es importante hacer la distinción entre Derecho internacional humanitario y Derecho de los derechos humanos ya que, aunque algunas de sus normas son similares, estas dos ramas del Derecho internacional se han desarrollado por separado y figuran en tratados diferentes.

Las normas del Derecho internacional humanitario pretenden evitar y limitar el sufrimiento humano en tiempos de conflictos armados. A su vez, pretende limitar o prohibir el uso de ciertos métodos de guerra, pero no determina si un país tiene derecho a recurrir a la fuerza, tal y como lo establece la carta de Naciones Unidas. Estas normas son de obligatorio cumplimiento tanto por los gobiernos y los ejércitos participantes en el conflicto como por los distintos grupos armados de oposición o cualquier parte participante en el mismo.

Fuente: Euro News

Tweets por ‎@jcpinedap

Maestria Derecho Maritimo

Maestria Relaciones Internacionales

Contacto

Etiquetas